Las etiquetas no son para la personas...

Aunque es un anuncio comercial de una sobradamente conocida marca, es  "reutilizable" desde el ámbito de la psicología social.

Bookmark and Share

Nuria Fernández López
miércoles, 22 de junio de 2016

El siguiente spot publicitario podría perfectamente ser un experimento realizado en el ámbito de la psicología social a cerca de los prejuicios. Aunque este tema está ampliamente comentando y tratado desde múltiples perspectivas y disciplinas, el caso, es que no podemos desprendernos de nuestros prejuicios así como así. Este es un ejemplo más de ello. Los prejuicios forman parte de nosotros, queramos o no, y condicionan  nuestra relación con los demás de una forma rotunda. A pesar de que reconocer nuestros propios prejuicios, no resulte politicamente correcto, es inevitable hacernos una representación mental en base a informaciones sesgadas.

Entiéndaseme bien, no estoy haciendo ninguna apología del prejuicio, simplemente constato que nuestra mente no enfrenta las situaciones cual "tabula rasa", sino que lo hace desde todo un bagaje de experiencias, creencias, informaciones, valoraciones, que condicionan nuestro comportamiento final, queramos o no. Sólo haciendo un esfuerzo consciente conseguimos superar este hecho.

 

En el spot, partiendo de que tardamos segundos en etiquetar a una persona cuando la conocemos, colocaron a 6 personas que no se conocían de nada en una habitación a oscuras y les dejaron que tuvieran una amigable charla.  Había varias personas: un rockero miembro de una banda de heavy metal, otro que lee muchos libros de psicología cognitiva, un aficionado del árabe y su cultura, otro que le gusta mucho cocinar, un deportista de alto riesgo. Cuando encienden la luz se quedan muy sorprendidos de saber cómo vestían y qué aspecto tenían cada uno de ellos, afirmando muchos, que sus propios prejuicios en otro contexto, hubieran condicionado iniciar una conversación en base a su apariencia. Luego les pidieron a cada uno de ellos que mirara debajo de la silla...esta es la parte comercial.

 

 

 

Prejuicio, en términos psicológicos, es una actividad mental inconsciente que distorsiona la percepción.En lo que a la psicología respecta, aunque obviamente en un spot lo que interesa es la marca, si cambiamos el final y sustituimos la lata por cualquier otro objeto, la parte conceptual sería igualmente válida.

 

 

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi20
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi20
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic