Calmar los ánimos. Practicando

En un post pasado hablamos de la hostilidad. En el de hoy vamos a ver qué tal se te da manejar el enfado de un supuesto usuario.

Bookmark and Share

José Luis Bueno Blanco
lunes, 14 de junio de 2010

La forma de funcionamiento es sencilla. En primer lugar te encuentras con una persona que viene a mostrar una queja. Según la curva de hostilidad, es muy frecuente que en el mismo momento de expresar la queja, el nivel de enfado aumente. A partir de ahí la persona para (con suerte) y tenemos la oportunidad de intervenir. Se te ofrecen varias opciones. Con cada una que selecciones el enfado subirá o se rebajará. Cuidado porque si lo enfadas mucho puede que se rompa la relación y pierdas, en este caso, un cliente. Suerte!

 

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi21
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi21
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
jose daniel rodriguez jueves, 10 de marzo de 2011 1:50:54
me parece que hay que contener los nimos con un cliente insatisfecho hay que tratar que el cliente no ponga rabioso
quena viernes, 06 de mayo de 2011 3:50:15
Me ha gustado mucho! es un ejercicio estupendo!
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic