10 ladrones de tu energía

A veces un simple pensamiento o reflexión de alguien nos ayuda a ver una realidad que pasaba desapercibida, o nos da la fuerza y el empuje necesario para iniciar una nueva forma de hacer.

Bookmark and Share

Nuria Fernández López
lunes, 13 de enero de 2014

 

Hay momentos y etapas en la vida en las que nos sentimos llenos de energía, pletóricos,  con ganas y fuerza para afronta cualquier cosa, cambio, suceso, etc. Dejamos el miedo, la pereza, la inhibición, la desilusión de lado y nos sentimos capaces y con decisión.

Hay otros momentos en los que nos falta la fuerza, el empuje, la energía, las ganas, la motivación. En muchos casos no somos capaces de identificar qué provoca esa diferencia  en nuestro estado.

En la mayoría de las ocasiones solemos buscar atribuciones externas, buscamos qué hay de diferente en nuestro entorno,  sin embargo, la respuesta suele estar en nosotros, en nuestra forma de acercarnos a lo que nos sucede.

En ocasiones una frase, un pensamiento, una idea, una vivencia actúa como disparador del cambio en nuestra forma de hacer, de entender lo que nos ocurre o de comportarnos.

Hay muchos momentos en la vida en los que estamos necesitados de frases inspiradoras, de pensamientos llenos de energía que nos empujen y nos ayuden a hacer un cambio de visión.

Aquí os dejo algunas frases que el Dalai Lama ha definido cómo ladrones de energía. Vendrían a ser pensamientos y formas de actuar que restan, que bloquean la posibilidad de hacer de nuestro camino diario, un momento de satisfacción y logro.

  1. Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente.
  2. Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle.
  3. Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio.
  4. Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas.
  5. Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad.
  6. Tira, recoge y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas.
  7. Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos.
  8. Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria.
  9. Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar.
  10. Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo.

Dalai Lama

 

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi19
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi19
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic