Los inconvencibles

Esos que sientan cátedra, no atienden a razones, ni admiten ninguna oposición a sus ideas.

Bookmark and Share

Nuria Fernández López
martes, 30 de enero de 2018

Los inconvencibles son ese perfil de persona que se les diga lo que se les diga, y se les presenten los datos y argumentos que sean, no están dispuestos a dar su brazo a torcer.

En todos los planos de conversación y relación siempre habrá un defensor de algo que peleará con todas sus fuerzas contra aquel que opine lo contrario, y es posible que se encuentre utilizando el "porque lo digo yo" como argumento de peso.

En muchos casos, a lo único que aspiramos es a convencer al otro de que nuestro punto de vista es el acertado. Las personas dogmáticas, suelen ser inflexibles en pensamientos y creencias, se brindan a cualquier opinión que ataque sus firmes e inamovibles creencias. Los dogmas al ser verdades no demostradas se asumen como ciertas e incuestionables, con lo que anulan la capacidad de discusión. Cualquiera puede ser convencido, siempre y cuando esté dispuesto a explorar puntos de encuentro y líneas comunes.

Es aquí donde está el quid de la cuestión, ya que hoy la cosa va más por exponer una batería de opiniones y quedarse únicamente en la propia exposición sin voluntad de escuchar a los demás, ni intercambiar opiniones.

Hay que ir con cuidado a la hora de tratar con un inconvencible ya que al considerar que sus ideas no son negociables, ponerlas en duda suele suponer para ellos una fuerte amenaza.

Este tipo de perfil suele rehuir aquellos foros en los que sabe que van a encontrar opiniones contrarias a las suyas, por el contrario, como recurso de protección, hace una selección que todo aquello que realimentan su postura, suelen ser poco humildes y no gustan de reflexionar sobre su postura.

 

 

Tal vez el rasgo más característico de las personas inconvencibles es que este tipo de personas suelen reaccionar ante los cuestionamientos con argumentos circulares. Este tipo de argumento es aquel en el que se justifica una opinión asumiendo que las cosas solo serán ciertas si ya se ha considerado como tales en primer lugar, por ejemplo: "Yo sé todo"; "¿y por qué tendría que creerte?"; "Porque sé todo", los argumentos circulares parten de premisas falsas por eso la argumentación en contrario resulta tan complicada y poco fructífera.

Tal vez, la letra de la canción "Círculos viciosos" de Joaquín Sabina nos ayude a entenderlo un poco más:

 

Quisiera hacer lo que ayer, pero introduciendo un cambio
No metas cambio Silario que esta el jefe por ahí,
¿Por qué esta de jefe?
Porque va a caballo ¿Por qué va a caballo? Porque no se baja
¿Por qué no se baja? Porque vale mucho ¿Y cómo lo sabe?
Porque está muy claro ¿Por qué esta tan claro? Porque esta de jefe.
Eso mismo fue lo que yo le pregunté ¿Por qué esta de jefe?

 

Yo quiero bailar un son y no me deja Lucía
Yo que tú no bailaría porque está triste Ramón.
¿Por qué está tan triste?
Porque está malito ¿Por qué está malito?
Porque está muy flaco
¿Por qué está tan flaco? Porque tiene anemia
¿Por qué tiene anemia?
Porque come poco ¿Por qué come poco? Porque está muy triste
Eso mismo fue lo que yo le pregunté ¿Por qué está tan triste?

....

 

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi16
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi16
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic