La generación instantánea

"Lo ves, lo ves. Ya son más de las tres. Me voy, me voy. ¿qué tal?. Adiós. Me voy, me voy, me voy" (Diálogo del personaje del Conejo Blanco en "Alicia en el país de las maravillas". Lewis Carrol)

 

Bookmark and Share

Nuria Fernández López
lunes, 31 de mayo de 2010

Hace una semana aproximadamente publicaron en el pais semanal un artículo que me pareció muy interesante.  Se titulaba "La generación instantánea" y acuñaba un término que nunca habia oido, los "nespresos", que por el símbolismo que le daban, a mi particularmente me ha encantado.´

Los amantes del café, entre los que me incluyo, lo verán clarísimo. 

Hacer un café expres es sinónimo de prisa, urgencia, de aquí y ahora. Nada tiene que ver con la parsimonia del café de cafetera de toda la vida, con su tiempo de elaboración.

Vivimos en momento donde la urgencia domina nuestras vidas. Hables con quien hables, viene corriendo de hacer algo, y se va corriendo a hacer otra cosa,  y hasta es posible, que haya llegado tarde a una y otra. A veces, no puedo evitar pensar en el conejo de " Alicia en el país de las maravillas" con su reloj en mano y de un lado para otro, llegando tarde.La diferencia es que eso era un cuento fantástico y lo nuestro, en la vida real.

Vivimos sobrecargados de compromisos y actividades en una carreca acelerada contra el tiempo natural de las cosas. Todo lo queremos al instante, de ahí también el término de nespresso.

Y este aceleramiento y precipitación acaba generando ansiedad y estrés, amén de angustia y frustración. Y paradogicamente al final en este estado, acabamos perdiendo  y necesitando más tiempo.

 

Quizá todos deberíamos pensar en nuestras vidas qué podríamos hacer para volver a disfrutar del café de la vida, hecho con paciencia y tiempo. A mi se me ocurren algunas y estoy segura que a vosotros muchas más. Si os apetece nos la podies enviar, las recogemos todas y os la devolvemos.

Yo propongo algunas:

  • Pensar en alguna actividad que  nos produce satisfacción pero que hemos dejado de hacer porque no tenemos tiempo y buscar  en el día o la semana el momento para retomarla.
  • Dedicar tiempo a las personas que son importantes en nuestra vidas, al final, es lo más importante.
  • Ajustar nuestras exigencias al tiempo real del que disponemos, con las cosas importantes que hemos incluido en él.
  • Sentarnos en algún lugar tranquilo a mirar, escuchar, sin hacer nada más.
  • Darnos la oportunidad de no hacer nada, y perder el tiempo, hoy parece que esto está prohibido.

 

 

book
¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi19
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi19
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
fernando morales lunes, 31 de mayo de 2010 10:25:08
z Y que tal un buen café y un libro interesante ?
Teresa lunes, 31 de mayo de 2010 12:46:45
Tengo 2 hijos muy pequenos 1 y 2 anos, también trabajo fuera de casa y mi marido llega a las 20.00 a casa, así que sí me siento generación nespresso. Mi receta es:

*Dedicarme un ratito para mi por la manana, aunque sean 5-15 minutos para pensar en mis cosas, cuando la casa todavía está en silencio (siempre y cuando he podido dormir del tirón que en mi situación no todas las noches es posible)

*2 días a la semana ir al gimnasio (mi marido se esfuerza en llegar lo más pronto posible a casa (un poco antes de las 20.00) y así yo puedo ir al gimnasio 20.00-21.00 y además a la vuelta (voy siempre andando) puedo evadirme, pensando en mis cosas o hablando con mis amigos por teléfono. Esas amigos que tienes abandonadas por falta de tiempo... Esto me ayuda a física y psicológicamente estar bien.

*Ser realista y aceptar sólo los compromisos a los que puedes ir (priorizar cuáles sí y cuáles no)

*Buscar un momento para salir con tu pareja, a pesar de los pesares: cansancio, compromisos, etc. Aunque sea un bocadillo, una cerveza o un café.

*Por la noche antes de acostarte, tener un momento para leer un buen libro (a veces no es posible porque las pilas ya están fundidas...)

*Ver la vida con los ojos de un nino, ellos no tienen la noción del tiempo. Fracasamos cuando intentamos imponerles â?nuestro tiempoâ? a â?su tiempoâ?, sólo nos crea estrés a nosotros, rabietas a ellos y acabamos todos enfadados y de mal humor. Cuando has de moverte con ninos, ir con tiempo por si surje cualquier imprevisto, justo ese día que vas con prisa, deciden ser autónomos y hacerlo todo ellos, implicando más tiempo...

*Aprovechar el fin de semana para tomarte un ratito, aunque sea 15´, para dar una vuelta, salir a la terraza y contemplar el paisaje...

Bueno estas son sugerencias que a mi me van bien para frenar el ritmo frenético que nos hemos autoimpuesto. Te permite tomar distancia o por lo menos desacelerarte un poco.

Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic