Película: Origen

"¿Cual es el parásito más resistente? Una idea"

Bookmark and Share

José Luis Bueno Blanco
jueves, 09 de septiembre de 2010

Esta semana fui a ver esta película que quiero compartir e invitar a verla porque me pareció muy interesante. No soy una persona muy entendida en cine. Para mi es un hobbie del que disfruto dejándome llevar por la historia, por las imágenes, sonidos, etc. Por lo tanto no quiero hacer una crítica sobre la la película. Simplemente señalar un aspecto interesante de la misma.

La película gira en torno al mundo de los sueños y el subsconsciente, explotando las posibilidades que tiene el cerebro y que están sin explorar. Dom Cobb (Leonardo Di Caprio) y su banda se introducen en la mente de sus víctimas durante el sueño para inducirles la ilusión de una realidad que es creada con el objetivo de obtener información que la víctima guarda celosamente.

Sin embargo, reciben un encargo que no consiste en robar una idea sino en crear una idea nueva dentro de una persona. Esto es un reto, al parecer, muy difícil y que no se ha conseguido hasta el momento.

 

 

Durante toda la película se está tratando el tema de las percepciones, de la realidad, de lo que es real o no, del poder del subsconsciente. Cada alusión a este tema no tiene desperdicio y te hace reflexionar. Merece la pena volver a visualizar la película parándote en cada conversación donde expresesan reflexiones psicológicas y filosóficas sobre un tema al que todos nos apasiona.

Y sobre todas las alusiones, la que más me gustó es la que se hace sobre el hecho de las ideas de las personas. Robar ideas es fácil, lo difícil, casi imposible, es introducir una nueva idea a una persona. Y cuando encuentran la manera de hacerlo resulta que no se puede introducir una idea en una persona, tiene que ser la propia persona la que siembre su propia idea, solo así podrá germinar. Para implantar una idea nueva en una persona solamente podemos recrear las condiciones para que la persona llegue, por sí sola, a generar la idea. Si siente que la idea no es genuinamente suya, la rechaza.

Desde luego hace plantearte el hecho de que diariamente, en nuestra vida laboral y personal, intentamos influir en los demás para que compartan nuestras ideas, nuestros puntos de vista. Tratamos de convencer, hacer cambiar de idea a las otra personas. En la eduación de los hijos nos afanamos por que crezcan en ellos una serie de valores, ideas y creencias que consideramos son adecuados para su desarrollo.

Constantemente intentamos, consciente o inconscientemente, hacer crecer en los demás ideas que responden a nuestros intereses o nuestras convicciones. Desde la elección del restaurante donde ir a cenar hasta la creencia en un Dios, todos, alguna vez, hemos querido que nuestra idea crezca en el otro. A veces no prentendemos convencer, simplemente que se tome la decisión que nosotros deseamos, otras veces, sin embargo, nuestro afán es que la otra persona comparta la idea y la viva como suya.

Y por todo esto, esta película te hará reflexionar.

 

book
¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi21
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi21
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
martes, 15 de abril de 2014 4:01:16
muy bueno
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic