Noticias preocupantes

Algunas noticias te hacen reflexionar. Otras, simplemente, son preocupantes.

Bookmark and Share

Patricia Lanza
viernes, 01 de octubre de 2010

Día a día nos llegan miles de noticias a través de los medios de comunicación. Dado que el cerebro no es capaz de procesar toda esa información, muchas de esas noticias pasan a través de nuestros sentidos sin pena ni gloria.

Como a todo el mundo, algunas de las muchas cosas que oigo o veo en los medios de comunicación me llaman más la atención por diversos motivos, y algunas de ellas, me hacen reflexionar, preocuparme, entristecerme...

La semana pasada me enfadé bastante con una noticia pero, desgraciadamente, el tema sigue, y no he podido (o no he querido) evitar compartir mi reflexión con vosotros.

El titular de la noticia era el siguiente: "La diseñadora de tallas grandes Elena Mirò queda excluida de los desfiles de Milán".

Ni sé nada de moda ni, la verdad, es un tema que me interese mucho. Pero me llamó la atención el motivo de la exclusión: porque sus modelos eran de tallas grandes. Cuando vi lo que denominaban "tallas grandes" saltaron todas mis alarmas. Las tallas grandes van de la 42 a la 46. Curiosamente la talla 44 es, según las estadísticas, la talla más usada por las mujeres europeas.

Está claro que para gustos están los colores y, por tanto, sé que hay mucha gente que prefiere a las mujeres delgadas, mientras que otras consideran que las mujeres deben tener curvas. Pero ese no es el tema de la discusión. Como de gustos no se puede discutir (se puede, pero no tiene ningún sentido), intentaré ceñirme a hechos lo suficientemente objetivos como para que la discusión sea, también, lo más objetiva posible.

Y el hecho es que, más allá de que la talla 44 sea la más usada, es, posiblemente, una talla mucho más saludable que la que nos intentan vender en los pases de modelos.

La Organización Mundial de la Salud estableció el Índice de Masa Corporal (IMC) como un indicador sencillo y objetivo del nivel de nutrición de una persona. El IMC, conocido también como índice de Quetelet por el estadístico belga que lo ideó, es una medida de asociación entre el peso y la talla de una persona.

La fórmula para calcularlo es la siguiente:

IMC = masa (en kg)/estatura 2 (en metros)

 

Según la OMS, estos son los estados nutricionales en función del IMC

Delgadez severa

< 16,00

Infrapeso

< 18,50

Normal

18,50-25

Sobrepeso

>25

Obeso

>30

 

Veamos un ejemplo real: una mujer de 1,80 que pesa 80 kilos tiene un IMC de 24,69. Según la OMS está dentro de la normalidad. En el límite superior, pero normal.

Estas son las medidas de Lizzie Miller. Su talla es la 44. Según las pasarelas, usa talla grande. Esta mujer saltó a la fama por tener la "osadía" de posar con ese increíble peso, y sin pasar por el photoshop, sin preocuparle que se le vieran los "michelines". Ésta es una de las fotos en las que mostraba su "talla grande".

 

 

Veamos algunas fotos de otras mujeres que usan tallas 42-46. Mujeres que están "gordas" (porque esa es la denominación que se les da, al tener más de una talla 40).

 

 

En las fotos de abajo podemos ver a Crystal Renn, una modelo que empezó manteniendo las tallas "normales" de pasarela (foto de la derecha) y en la actualidad, convertida en modelo de "tallas grandes" (foto de la izquierda), tras decidir que no quería pasar más hambre ni encontrarse mal. Ella misma dijo que había estado a punto de morir en su esfuerzo por estar delgada y ser aceptada por la industria. Ahora, con su talla 44 posa para revistas como Vogue, tras haber escrito su biografía (Hungry, hambrienta) en el que cuenta cómo perdió el 42% de su masa corporal y casi se deja la vida en el intento.

 

 

Ahora, veamos a las mujeres vetadas de la pasarela de Milán por estar gordas.

 

 

La segunda modelo por la derecha (de encaje negro) es Carla Trujillo, una chica madrileña que usa la talla 44. Ganó el concurso The New Generation organizado en Barcelona por la agencia Franzina en la categoría de tallas grandes.

Alguien podrá opinar que todas o algunas de ellas están "pasaditas de peso". Es una opinión tan válida como la de cualquiera. Pero el hecho es que estas son las mujeres que fueron vetadas de la pasarela de Milán. Sin embargo, las modelos de la firma Dsquared2 sí desfilaron. ¡¡¡Todo un ejemplo de salud (y de belleza, también según algunos)!!!

A la izquierda una modelo de Dsquared2, a la derecha, una modelo de Elena Miró, vetada por gorda.

 

 

 

Y dicho, pero sobre todo, visto esto (porque, desde luego, si una imagen vale más que mil palabras, esta última lo dice todo), la reflexión es la siguiente: ¿Qué clase de estética estamos creando? ¿Esto es belleza?

Y más allá, todavía (porque eso quedaría dentro del campo del gusto personal), realmente estas personas que han vetado a las modelos de talla 44 para (según palabras de Mario Boseli, presidente de la Cámara italiana de la moda, que organiza las pasarelas) "mantener alta la imagen de la creatividad y el estilo del ´prêt-á-porter´", ¿querrían que sus hijas tuvieran la imagen y el estado físico de la modelo de Dsquared2 de la foto?

Así, en la pasarela de Milán no parece que haya cundido el ejemplo de Cibeles, donde ya no se deja desfilar a mujeres con un IMC inferior a 18. Porque, en el fondo, de eso estamos hablando. Yo no entro en si una mujer es más guapa que otra, en si las rubias mejor que las morenas, en que si m&aa

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi19
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi19
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Pilar viernes, 01 de octubre de 2010 13:14:57
Me ha gustado mucho este post por la importancia y trascendencia que esta noticia puede tener. Yo tengo una talla 44 y no me considero gorda, y esto ya no supone una preocupación real para mi. Pero si me preocupan mis hijas, que están empezando a considerar si están gordas o delgadas en función de los cánones que ven en los medios de comunicación. Me parece importante no pasar esta noticia por alto, y apoyar a los disenadores que como Elena Mirn no tienen en cuenta estos "encorsetados" cánones de belleza. cosas.
Patricia viernes, 01 de octubre de 2010 14:05:23
Muchas gracias por tu aportación, Pilar.

Efectivamente, nosotras seguramente tenemos una capacidad mucho mayor para valorar la importancia de la talla y cómo eso nos afecta. No se puede decir lo mismo de personas en edades en las que son mucho más influenciables, y es responsabilidad de toda la sociedad, sea cual sea nuestro papel, transmitir unos valores distintos a estos. Sobre todo porque hablamos de temas muy serios, de salud.

Esas mujeres son el espejo en el que se van a mirar muchas ninas y jóvenes y tenemos que plantearnos seriamente qué queremos que reflejen.

Marcianita miércoles, 25 de enero de 2012 17:28:00
muchas veces me plantie cual es la ganancia de disenar y vender ropa que pocas pueden usar. Vivimos en una sociedad capitalista de consumo: primero te venden comida chatarra, golosinas y luego te venden el yogurcito ligth y el tratamiento adelgazante, del de la venta directa, o sea te engordo y despues te adelgazo. Seamos inteligentes para detectar esto y cuidemos a nuestras adolescentes, hagamos una vida sana para cuidar nuestra salud, no nuestra figura.
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic