Cuando la empresa llega al móvil

En Davinchi nos sumamos a esta tendencia en la que las organizaciones mejoran sus procesos implementando aplicaciones móviles para uso interno.

Bookmark and Share

Emiliano Pontoriero
miércoles, 22 de abril de 2015

Hoy en día la gran mayoría de nosotros contamos con un ordenador de bolsillo con pantalla táctil al que llamamos Smartphone o teléfono inteligente. Estos dispositivos que comenzaron a aparecer hace pocos años, no solo han revolucionado las comunicaciones, sino también la vida diaria de las personas y por consiguiente la forma en la que funcionan las sociedades actuales.
Como toda revolución tecnológica, nunca se trata del surgimiento de una única tecnología, sino que consiste en la combinación de muchos desarrollos que se relacionan entre si y evolucionan en paralelo formando una simbiosis. En el caso de la tecnología móvil, los avances se dan al mismo tiempo en tres áreas:
• Las redes de comunicaciones: que permiten transferir volúmenes de datos cada vez más grandes en forma inalámbrica como la reciente aparición de las redes LTE, más conocidas como 4G.
• La tecnología de hardware: que se ocupa del desarrollo de los propios dispositivos móviles.
• El software que funciona en ellos: esto comprende a los sistemas operativos y principalmente, a las aplicaciones.
Cada una de estas tecnologías combinadas experimenta grandes cambios cada pocos meses. En el caso de los dispositivos, tal es la velocidad de evolución que cualquier móvil con dos años de antigüedad cuenta con un procesador con la misma capacidad que un servidor empresarial mediano de hace diez años.
De estas tres áreas sobre las que se basa la tecnología móvil, hay una que experimenta un nivel mucho mayor de expansión y volumen de negocio, y esa área es ni más ni menos que la industria del software de aplicaciones.
Cada semana se incorporan al mercado miles de aplicaciones nuevas para todos los sistemas operativos que los usuarios descargan e instalan en sus dispositivos. Esta distribución de las aplicaciones se realiza mayoritariamente mediante plataformas propietarias (Google Play, App Store, Windows Store, etc.), que aunque han probado ser un modelo de distribución tremendamente exitoso, hasta hace poco planteaban una gran paradoja para quienes desarrollamos sistemas empresariales.
La paradoja consistía en que una vez desarrollada una aplicación para móviles, las plataformas exigían cumplir políticas estrictas de publicación que resultaban ser muy restrictivas. Básicamente no permitían que una aplicación pudiera estar disponible únicamente para grupos cerrados de usuarios tales como empresas, universidades u organizaciones de cualquier tipo. Esta restricción obligaba a que toda aplicación tuviera que ser pública para todo el mundo, y esto representaba un problema que invalidaba cualquier solución que quisiera integrar a los móviles en un entorno de uso privado.
Aunque este problema sigue existiendo, hoy en día se cuenta con nuevos mecanismos y con nuevas tecnologías que ayudan a distribuir aplicaciones en forma cerrada.
Este avance aunque parezca pequeño, ha liberado a las organizaciones para crear las soluciones que tanto estaban necesitando, y es esto último lo que está comenzando lentamente a cambiar la forma en la que las personas utilizan su móvil.
Hasta ahora la utilización de smartphones en entornos laborales estaba limitada a aplicaciones estandarizadas de comunicación y correo electrónico, pero a partir del surgimiento de estas nuevas posibilidades, ha comenzado una era en la que los empleados de muchas organizaciones han comenzado a familiarizarse con la idea de descargar las aplicaciones de la empresa para trabajar. Aplicaciones desarrolladas a medida y específicamente creadas cada organización.

 

Todo este concepto es el llamado BYOD (bring you own device) o "trae tu propio dispositivo" y refleja exactamente que los empleados comienzan a utilizar sus propios smartphones como herramientas de trabajo, para controlar desde sus procesos operativos hasta sus procesos más estratégicos, obteniendo información de indicadores de gestión en tiempo real.
Con este nuevo modelo de trabajo, los sistemas de gestión interna en las empresas pueden experimentar un gran crecimiento al integrar soluciones móviles dentro de los procedimientos operativos. Esto abarca desde la aceleración en la toma de decisiones hasta la integración con sistemas de clientes y proveedores y la gestión de datos en tiempo real. Todo esto en la palma de la mano y pudiendo estar en cualquier parte del mundo.
En Davinchi nos sumamos a esta tendencia en la que las organizaciones mejoran sus procesos implementando aplicaciones móviles para uso interno, ofreciendo desde servicios de desarrollo hasta consultoría, integración, ingeniería de software y análisis de viabilidad para cualquier clase de negocio y para las tres plataformas principales: Android, IOS y Windows Phone.
La tecnología móvil ha llegado para quedarse y ahora comienza una nueva etapa de la mano de las aplicaciones empresariales. Se abre todo un universo nuevo de soluciones capaces de generar un impacto directo en la cultura de las organizaciones y estamos convencidos de que sus posibilidades son algo que merece la pena explorar.
¡Hasta el próximo post!

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi14
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi14
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Loading
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic