Biodescodificación

 

Los expertos en biodescodificación están entrenados en la escucha y comprensión biológica de los síntomas.

 

 

Bookmark and Share

Alicia Jiménez
viernes, 25 de julio de 2014

 

La biodescodificación es una forma de acompañamiento terapéutico que ayuda a la persona a encontrar la emoción oculta, esencial, asociada a un síntoma o enfermedad, así permite la resolución de conflictos emocionales profundos. El máximo referente en España son Enric Corbera y su equipo. Esnric Corbera es Ingeniero, Psicólogo, Diplomado en BioNeuroEmoción, Especialista en BioNeuroEmoción, Formador en BioNeuroEmoción, Naturópata, Máster en Hipnosis Ericksoniana y en PNL, Certificado en Sofrología y Presidente del Instituto Español de Bioneuroemoción. Esos son sólo algunos datos de su curriculum académico y profesional. Quién desee conocer más su trabajo puede visitar su página web o ver cualquiera de sus interesantes conferencias en YouTube.

¿Qué aporta la biodescodicación en comparación con otras metodologías de intervención como Hipnosis, Terapia Cognitivo Conductual, PNL, etc?.  El paradigma de la biodescodificación es totalmente revolucionario, especialmente lo es en el hecho de que no pretende desbancar a ninguno de los enfoques y metodologías anteriores. Al igual que toda la corriente de Psicología sistémica, considera que la evolución sucede si hay integración, no reacción a lo anterior. Los conocimientos en biodescodificación pueden ofrecer nuevas claves  de intervención  a cualquier profesional de la salud mental trabaje desde el enfoque que trabaje.

En Cuba y Perú son numerosos los hospitales y profesionales de la medicina que trabajan ya bajo este enfoque. La Biodescodificación se apoya en las evidencias obtenidas por numerosos investigadores, entre ellos destacan Claude Sabath, Marc Fréchet, Groddeck y el Dr. Hamer, médico alemán. Estos y otros practicantes y autores han demostrado que las "enfermedades" no existen como tales sino que se trata de programas biológicos cargados de sentido. Cuando se dice que la enfermedad está cargada de sentido lo que se quiere decir es que se trata de un programa biológico de supervivencia para suprimir el estrés fruto de los conflictos que afectan a todo ser vivo, es ese conflicto lo que habría que mirar en primer lugar. Para tratar la enfermedad primero tengo que interpretar su sentido biológico.

La Biodescodificacion busca el conflicto de fondo, denominado biochoque y lo trata. Su objetivo es aprender a descodificar las numerosas enfermedades físicas. Los expertos en biodescodificación están por tanto entrenados en la escucha y comprensión biológica de los síntomas.

El paradigma organicista, tradicional, mira la enfermedad como algo que hay que atacar y de lo que hay que defenderse. El tratamiento  "lucha contra" la enfermedad con mayor o menor éxito. El paradigma que respalda la metodología de biodescodificación considera que toda enfermedad tiene un significado biológico de adaptación. Primero hay que entenderla para en segundo lugar poder tratarla.

 

Es importante establecer que no se trata en ningún caso de una medicina alternativa ni complementaria. Sí abogan, sin embargo, por una medicina integrativa en la que el paciente podrá elegir qué tipo de tratamiento quiere hacerse. En este sentido la biodescodificación no pretende ser más que otra disciplina de la que la persona puede beneficiarse, en suma, dentro del concepto de medicina integrativa.

Es frecuente, en pacientes que están teniendo resultados poco efectivos con tratamientos tradicionales, lograr por fin los resultados esperados después de comprender el sentido biológico de su enfermedad a través del trabajo de biodescodificación.

En la propia página de Enric Corbera puede leerse una frase que resume la esencia de la biodescodificación: "Enfermamos inconscientemente, tomamos consciencia y nos sanamos inconscientemente".

Cuba y Perú son pioneros en las incorporación de la biodescodificación tanto  en el mundo académico y como en la praxis.  Se cuenta ya con numerosa evidencia científica. Se han obtenidos diferencias altamente significativas en la respuesta al tratamiento médico entre una muestra de pacientes biodescodificados y otro grupo de control, de pacientes con patologías y gravedad similar, que no habían realizado un trabajo de biodecodificación. Los datos se refieren la patologías tan dispares como cáncer de mama, hipertensión arterial etc.

La intervención en biodescodificación requiere siempre de un diagnóstico médico como punto de partida. Un ejemplo claro es un dolor de espalda, que pudiera deberse igual a un problema de huesos que a un problema en el riñón cuyo dolor irradia y tendría, sin embargo, un sentido biológico completamente distinto .

Muchos profesionales de la medicina han encontrado respuesta en la biodescodificación a preguntas que venían tiempo haciéndose. Por ejemplo, por qué el efecto de una medicación en el cuerpo de una persona puede ser tan diferente del efecto de esa misma medicación en otra con patología y características muy similares.  Parte de la respuesta es que cuando la persona está en fase de estrés, es decir, sumida en el conflicto profundo, se encuentra en una fase neurovegetativa diferente que cuando está en fase de resolución, es decir,  cuando se ha hecho consciente del mismo y está recuperándose. El modelo médico tradicional no tenía en cuenta hasta ahora en qué fase neurovegetativa estaba la persona.

El centro de control del sistema vegetativo es el hipotálamo o centro de las emociones. El sistema vegetativo tiene una parte que se denomina simpacotónica o sistema simpático que se activa en los momentos de estrés del conflicto y otra que se llama vagotónica, por la importancia del nervio vago o sistema parasimpático, que se activa en los momentos de regeneración y recuperación. Esto tiene mucho que ver con la respuesta de una persona a un tratamiento médico concreto. Por ejemplo a una anestesía.

Avanzar en la comprensión del impacto que nuestro nivel de consciencia tiene en nuestra realidad física es el viaje más emocionante que puedo imaginar ahora mismo para la humanidad. Con los últimos avances tecnológicos, la aparición de nuevos paradigmas de la física, etc. cada vez nos hacemos con más seriedad la pregunta de si hay vida inteligente en otros puntos del universo. Siento que este viaje interior que ponen a nuestra disposición disciplinas como la psicología sistémica o la  bioneuroemoción es un paso previo para lo otro. Dicho de otro modo, es una corazonada, pero creo que no nos veremos las caras con otras formas de vida inteligente hasta que, como especie,   estemos preparados y sintonicemos con el misterio que somos nosotros mismos. ¿Pasará en este siglo?

 

 

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi15
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi15
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Loading
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic