Ley de Jante

 

Cada país y cultura tiene sus normas explícitas e implícitas. Tenemos claro que no todos nos comportamos igual y que lo que está bien visto, y es incluso una virtud en un lugar concreto, puede ser un gran defecto en otra parte. Para bien (imitar) o para mal (evitar), seguro que hay muchas cosas que podemos aprender de otros.

 

 

Bookmark and Share

Patricia Lanza
viernes, 06 de junio de 2014

La "Ley de Jante" es un principio social muy arraigado en los países escandinavos y que establece la forma en las que las personas deben conducirse, sobre todo en el ámbito laboral.

Esta ley apareció en el libro de Aksel Sandemose, "Un refugiado sobre sus límites", de 1933 y la sociedad escandinava la aceptó como un principio ético a seguir.

Originalmente incluía las siguientes 10 normas:

1.    No pienses que eres especial.

2.    No pienses que estás a la misma altura que nosotros.

3.    No pienses que eres más listo que nosotros.

4.    No pienses que eres mejor que nosotros.

5.    No pienses que sabes más que nosotros.

6.    No pienses que eres más importante que nosotros.

7.    No pienses que eres bueno en nada.

8.    No te rías de nosotros.

9.    No pienses que preocupas a alguien.

10. No pienses que puedes enseñarnos algo.

Una undécima norma fue añadida más tarde por Sandemose:

11. No creas que existe nada que no sepamos ya sobre ti.

Básicamente esta norma social refleja cómo se desaprueba en estos países que una persona se crea mejor que el resto, que sea arrogante, que trate de sobresalir... Por el contrario, se busca que las personas muestren humildad en su proceder.

Si bien hay quien piensa que esto fuerza a las personas a la mediocridad y a no mostrar la seguridad y confianza necesaria para triunfar, yo creo que, en su justa medida, aporta no sólo un punto de prudencia, sino también la capacidad de autocrítica necesaria para aprender y mejorar.

Está claro que afirmaciones como "no eres bueno en nada" acaban con la autoestima de cualquiera y no aportan nada positivo, pero la capacidad de aceptar las limitaciones propias y los errores cometidos nos dan la posibilidad de seguir aprendiendo.

Como en el cuento zen, sólo si vaciamos nuestra taza podemos verter conocimiento nuevo porque, si está llena, cualquier cosa nueva rebosará y no tendrá cabida.

Me debo estar haciendo mayor porque cada día soy más consciente de que "sólo sé que no sé nada" y lejos de preocuparme, me parece una buena oportunidad para aprender. Aunque no voy a negar que soy muy cabezota y que me cuesta aceptar las ideas y sugerencias de los demás, poco a poco voy aprendiendo que tengo mucho que aprender y, aunque sólo sea de vez en cuando, ejerzo la humildad que me permite reconocer que quizás otros lo hagan mejor que yo y que puedo aprender de ellos.

 

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi20
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi20
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Yo viernes, 06 de junio de 2014 9:38:56
Me parece muy interesante este post. Me gustaría saber si existe una investigación sobre tasa de suicidios en los paises escandinavos y esta Ley de Jante...
Patricia viernes, 06 de junio de 2014 13:49:23
Muchas gracias, por tu comentario.

Respecto a tu pregunta, me temo que ésta es una de las muchas cosas que no sé. Lo que sí sé es que realizar estudios en los que se pueda realmente adjudicar causalidad a un factor habiendo muchas variables intervinientes, es complicado. Es cierto que la tasa de suicidio en estos países es más alta, pero es difícil establecer una causa única, y la Ley de Jante no sé si podría aislarse como tal. Factores externos (como las horas de sol), personales (como la resiliencia), sociales (como la red de apoyo social)... tienen mucha influencia y se interrelacionan tanto que es difícil saber.

Fíjate si es complicado que las tasas de suicidio son altas y, sin embargo, según el Reporte Mundial de Felicidad publicado en el Earth Institute de la Universidad de Columbia en 2013, Dinamarca, Noruega, Suiza, Holanda y Suecia eran los países más felices del mundo.

El ser humano es muy complejo...

Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic