Una imagen vale más que mil palabras (otra vez)

Las imágenes cuentan historias filtradas por los ojos del que mira.

Bookmark and Share

Nuria Fernández López
martes, 09 de diciembre de 2014

 

Catorce niños de diferentes países y sus habitaciones. El fotógrafo James Mollison creó Where Children Sleep, una colección de historias sobre niños de todo el mundo a través de retratos y fotos de sus dormitorios.

Cuando vi éstas fotos me quedé bastante impresionada, no por la foto en sí, sino por lo que cuentan.

Con cada foto puedes imaginar una historia de vida, de dificultades, penas, dolor, sufrimiento, penurias, si lo comparamos con lo que para nosotros en el mundo cómodo y tranquilo que nos ha tocado sería vivir en esas circunstancias, pero también puede imaginar una vida libre, sencilla, alegre sin las esclavitudes de nuestro mundo.

Sus ojos no parecen tristes, parecen ojos de adulto, probablemente crecidos a fuerza de un mundo injusto y hostil para vivir como niño.

Chocan y contrastan con las fotos del mundo civilizado que no lo parece tanto por lo que muestran.

Con cada imagen podemos pensar en una historia de vida, de presente y futuro, esa es la fuerza de la imagen, contar sin decir.

También hablan de prejuicios, de odio, racismo, guerra, poder, miedo, venganza, sumisión, liberación y mucho más dependiendo de quien la mire.

En cualquier caso cuando las miramos no podemos dejar de ver una imagen filtrada por unos ojos, los nuestros, llenos de nuestras propias historias y que hacen que cada foto en cada observador cuente una historia distinta, la que sus ojos y sus mentes le permiten ver...

 

Bilal, seis años, Cisjordania.
Indira, siete años, Kathmandú, Nepal.
Ahkohxet, ocho años, Amazonia, Brasil.
Dong, nueve años, Yunnan, China.
Anónimo, nueve años, Costa de Marfil.
Álex, nueve años, Río de Janeiro, Brasil.
Bikram, nueve años, Melamchi, Nepal.
Tzvika, nueve años, Cisjordania.
Douha, 10 años, Hebrón, Cisjordania.
Joey, 11 años, Kentucky, EE.UU.
Lamine, 12 años, Senegal.
Rhiannon, 14 años, Escocia.
Risa, 15 años, Kyoto, Japón.
Netu, 11 años, Kathmandú, Nepal.

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi19
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi19
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic