Oimos más que escuchamos o viceversa

La escucha es un aparte clave del proceso de comunicación, sin embargo, es algo a lo que no solemos concederle la importancia que realmente tiene.
Bookmark and Share

Nuria Fernández López
martes, 16 de marzo de 2010

La habilidad de escuchar es más difícil de encontrar que la de ser un buen orador o comunicador. Existen multitud de formaciones de:  " Cómo convertirse en un gran orador" o "Cómo hacer presentaciones impactantes", pero casi ninguna centrada de forma exclusiva en " La escucha".  Sin embargo, a pesar de que escuchar parece algo fácil,  requiere tiempo y práctica.

 

La ausencia de esta habilidad es, sin duda, una fuente de conflictos y frustración. La capacidad de escucha afecta a la calidad de las conversaciones, a nuestras relaciones con los demás y con el entorno.

 

Escuchar significa aceptar  a los otros tal cual son,  y no como a nosotros nos gustaría que fueran. Implica no precipitarse en nuestras conclusiones.

 

La capacidad de escuchar es reponsabilidad de todos y cada uno de los miembros de una organización. La persona que habla se siente valorada y respetada  al verse escuchada, y esto es, un elemento de motivación y creación de clima positivo muy eficaz.

El que se siente escuchado, se muestra mucho más receptivo y atento también a nuestros mensajes, generándose por tanto, una dinámica de receptividad que sin duda conlleva consecuencias muy positivas para la organización.

 

 

 

Algunos aspectos que podemos y debemos tener en cuenta a la hora de eschuchar son:

  • Mira a los ojos a la persona que te habla.
  • Pregunta, es una forma de dar la oportunidad de expresar y al mismo tiempo mostrar interés.
  • Asiente de vez en cuanto cuando el otro habla, es una de senal que hará que tu interlocutor sienta que le estás escuchando.
  • Intenta no interrumpir, ni cortar al que te habla.
  • Mantente atento a tú propia comunicación no verbal,  expresión, gestos, etc, que puede denotar falta de escucha o intimidar al otro.
  • Intenta estar abierto a otras opiniones y no pensar que los que sabemos de algo somo nosotros.
  • No des por hecho lo que el otro va a decir, escúchale primero.
  • Evita prejuicios, generalizaciones, juicios de valor, acusaciones o negativismos.

 El siguiente paso es intentan ponerlos en práctica de manera habitual, y cuanto más practiquemos, más fácil será hacerlo.

 

 "Nada de lo que hoy diga me ensenará nada nuevo, si he de aprender será escuchando".   


 

book
¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi19
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi19
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic