El efecto espectador

"Ninguna gota de lluvia cree haber causado el diluvio"

Bookmark and Share

Nuria Fernández López
martes, 24 de julio de 2018

El efecto espectador se empezó a estudiar tras el increíble asesinato de Kitty Genovese en 1964. Asesinato que podría haber sido evitado si las personas que fueron testigos hubiesen dejado de ser espectadores pasivos.

Varios testigos informaron haber visto al asesino irse con su automóvil y regresar diez minutos después de que uno de los vecinos le increpara. Apuñaló varias veces más a la herida Kitty Genovese...

"Nadie hizo nada, nadie evitó el ataque; la única acción fue la de un vecino que llamó a la policía, pero cuando llegó junto con la ambulancia, era demasiado tarde (The New York Times, 27 de marzo de 1964)".

Aunque parezca increíble se comprobó que treinta y ocho vecinos sabían que estaba ocurriendo un asesinato en ese momento y, sin embargo, todos eligieron no hacer nada.

A partir de ahí los psicólogos sociales empezaron a cuestionarse el por qué los testigos demostraron tal falta de reacción ante la necesidad de ayuda de la víctima y denominaron "efecto espectador", "síndrome Genovese"," difusión de la responsabilidad" al fenómeno que establece "que cuando se da una situación de emergencia, es menos probable que alguien actúe si está en grupo que si está solo. Sin embargo, si alguien da el primer paso, aumentan las probabilidades de que se unan más personas".

Para verificar su teoría idearon un experimento que les permitiera reproducir un escenario parecido al comentado.

Reclutaron estudiantes universitarios y les dijeron que iban a participar de un debate sobre problemas personales. Cada participante iba a hablar con otros en un grupo de discusión que era variable, desde uno contra uno, a varias personas a la vez, pero cada uno estaría en una habitación separada. La conversación se llevaría a cabo con micrófonos y altavoces para que los participantes no pudieran verse físicamente.

En un turno de discusión una voz confiesa al grupo que es propenso a sufrir convulsiones y que su vida podría estar en peligro...

"Estoy... Estoy teniendo un ataque... Yo... Creo que estoy... ayúdenme... Yo... No puedo... Ay, dios mío... Si alguien me puede ayudar ahí afuera... Yo... Yo... No puedo respirar b-b-bien... Me siento... Me voy a m-m-morir si..."

Los resultados confirmaron el efecto espectador. Los investigadores estaban interesados en el tiempo que el sujeto tarda en pararse, salir de la habitación, buscar a los experimentadores y pedir ayuda. Sólo el 31% de los sujetos trató de buscar ayuda si no se veían como únicos responsables, en ese caso, y esto fue el gran hallazgo, el 85% de los sujetos pidió ayuda. Esto significa que, si el sujeto se percibe como la única opción, hay una mayor probabilidad de que pida ayuda ya que no se produce la disolución de la responsabilidad.

Hay múltiples situaciones, escenarios en el día a día que seguramente nos vengan a la mente y que ilustran lamentablemente este fenómeno.

 

Aquí os dejo una versión del mismo experimento, hay muchas versiones con escenarios distintos, ¡¡pero el fenómeno se repite

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi12
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi12
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic