Básicos de la comunicación no verbal, no tan frecuentes como necesarios.

"Lo que haces habla tan fuerte que no puedo escuchar lo que dicesRalph Waldo Emerson

Bookmark and Share

Nuria Fernández López
miércoles, 23 de enero de 2019

Hoy toca sesión de repaso. Igual muy elemental, pero a pesar de que ya sabemos todo de comunicación, relaciones, solución de problemas, y demás, nos seguimos equivocando en los mismos lugares.

La comunicación es un proceso de gran complejidad que está influenciada por múltiples dimensiones y variables. No hay más que mirar a nuestro alrededor para ver la cantidad de problemas y mal entendidos que se generan en el día a día por errores en la comunicación, tanto en su forma verbal, como no verbal.

Una simple mirada, un gesto, una mueca son suficientes para encender una mecha que luego tardaremos en apagar. El "yo entendí", "no quise decir eso", "no es lo que yo he dicho"," tenías que habérmelo comentado", y un largo etc., son detonadores habituales de los problemas de comunicación.

En la mayoría de los casos no es ni necesario decir nada, la comunicación no verbal y sobre todo la interpretación de esa comunicación es suficiente.

Ya es bien sabido que no es posible "no comunicar", podemos evitar hablar, pero no podemos evitar enviar mensajes no verbales.

Teniendo en cuenta la inevitabilidad de la comunicación podemos trabajar en el conocimiento y especialmente el entrenamiento de determinadas claves que nos ayuden a generar y transmitir confianza y credibilidad, que redundarán en una comunicación más fluida, menos distorsionada y menos prejuiciosa.

Hagamos un repaso de los aspectos básicos de la comunicación no verbal, que, aunque muy repetidos, no por ello incorporados a nuestro día a día, y que sin embargo son claves en cualquier interacción. Fallamos mucho en este aspecto básico.

Los mínimos que no se pueden perder de vista:

  • Buen contacto visual. El contacto visual es la herramienta principal para el establecimiento de conexiones no verbales con los otros. Nos permite comunicar el nivel de participación en la conversación, así como el interés que le ponemos. Es clave que no perdamos de vista la mirada con eje angular del proceso comunicativo, sino miramos o nos miran, la comunicación se ve muy afectada.
  • Un apretón de manos con confianza. La comunicación a través del tacto es otro comportamiento no verbal importante. Un buen apretón de manos permite sacar el máximo provecho a una primera impresión. Se considera un buen apretón el que genera el contacto con toda la palma, enlazando a la del interlocutor y adaptando su firmeza a la fuerza de la otra persona. No hay que extenderse mucho en la sensación que genera lo contrario.
  • Gestos eficaces. Un gesto es un movimiento físico que ayuda a expresar una idea, opinión o emoción. La comunicación verbal se ve apoyada o refutada por los movimientos que acompañan nuestro discurso. Utiliza los gestos para apoyar tu comunicación y expresar al otro una escucha abierta.
  • Pose y presencia. La forma en que nos sentemos, como posicionamos nuestros brazos y piernas, la posición de nuestro cuerpo, movimientos repetitivos, tics, etc.  envían un mensaje más potente que nuestras propias palabras.
  • Expresiones faciales apropiadas. Se ha demostrado científicamente que cada una de las emociones humanas básicas, como la ira, la alegría, la tristeza o la sorpresa, tienen cierta expresión facial asociada. Esto nos ayudará a transmitir a nuestro interlocutor lo que queremos decir. Cuando, por el contrario, tenemos que escuchar, es importante mantener una cara atenta, asentir con la cabeza y no perder el contacto visual.
  • El tono de voz apropiado. Es habitual la frase "no es lo que dijo, sino cómo lo dijo", en referencia al paralenguaje. Hay que cuidar el tono de voz, el volumen, el ritmo y las pausas, igual que las expresiones, también transmiten un significado emocional y tienen un fuerte impacto en el oyente.
  • Responder a las señales no verbales de los demás. Prestar toda la atención al interlocutor también pasa por captar su lenguaje no corporal. Hay que entender lo que dice su voz, pero también lo que dicen sus ojos o su postura. Incluso si lo recibimos claramente, podemos intentar responder generando confianza con nuestras propias señales o incluso verbalizarlo, para buscar la confirmación de nuestro interlocutor. ¿Te sientes incómodo? ¿Prefieres que lo hablemos en otro momento?

"El lenguaje corporal es una herramienta muy poderosa. Tuvimos un lenguaje corporal antes que el habla, y aparentemente, el 80% de lo que usted entiende en una conversación se lee a través del cuerpo, no las palabras. "Deborah Bull

 

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi19
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi19
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic