El miedo al cambio

Nelson Mandela decía: " No es valiente, quien no tiene miedo, sino quien sabe conquistarlo"
Bookmark and Share

Nuria Fernández López
martes, 09 de marzo de 2010

El miedo al cambio "Yo soy así y así he sido siempre", "es muy difícil cambiar". Son comentarios que escuchamos con mucha frecuencia.

 

El miedo es algo positivo, es una emoción adaptativa que nos ha pertido sobrevivir. En situaciones reales de peligro, el miedo nos activa y moviliza los mecanismos biológicos de alerta que nos permitiran ser más eficaces en el tipo de respuesta que vamos a dar, bien sea salir corriendo o luchar. El miedo, se convierte en una emoción paralizante y negativa cuando se pone en marcha en situaciones que no suponen un peligro real, sino que el peligro está en nuestra mente, en nuestros pensamientos.

 

Algunos miedos que nos paralizan y que son bastante frecuentes son:

  • Miedo al esfuerzo, al no poder.
  • Miedo a no llegar, no ser capaz.
  • Miedo a no saber como hacer.
  • Miedo a no encajar con los demás.
  • Miedo a quedarnos solos, que nos rechacen.
  • Miedo a defraudar a los otros, padres, amigos, pareja...
  • Miedeo a ser diferente.
  • Miedo a no saber defendernos.
  • Miedo a no encontrar nada que nos guste.
  • Miedo a equivocarnos.


 

Todos estos miedos provocan que no actuemos y que tendamos a mantener situaciones que son bastante perjudiciales. Se ha dicho muchas veces que el hombre es un animal de costumbres y es verdad, nos educaron con el criterio de que la estabilidad era sinónimo de madurez, de equilibrio, y tendemos a perpetuar situaciones negativas a pesar de las consecuencias que suponen.

 

El miedo al cambio suele tener su origen en el miedo a perder lo que se tiene.Tendemos a mantener a pesar de lo negativo, y a olvidar u obviar lo de positvo que supone o puede suponer un cambio.

 

Debemos estar conscientes que siempre va a existir oposición al cambio, pues nos da temor lo nuevo, ya que nos sentimos seguros con lo que concocemos, es parte de la naturaleza humana, resistir al cambio. Por ello el cambio no debe verse como una amenaza sino como una oportunidad, un beneficio, algo positivo y que va a suponer una mejora a distintos niveles, personal, profesional, social, etc.

 

" Podemos negarlo o aceptarlo, pero no evitarlo".

 

book
¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi19
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi19
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
martes, 09 de marzo de 2010 10:42:26
Estoy tan de acuerdo con Nuria que para mi el cambio representa un reto y desde luego también me asusta.

Sin emargo mi opción personal siempre es intentar lo nuevo, lo diferente, eso me ayuda a afrontar los cambios como motivadores.

Fer miércoles, 17 de marzo de 2010 11:40:39
Al fin y al cabo el �miedo al cambio� es un elemento mas de nuestra naturaleza animal. El cambio implica incertidumbre y eso genera el miedo a lo desconocido.

Como �animales� deseamos tener nuestro terreno acotado, sentirnos protegidos por una estabilidad aunque esta sea modesta (algo de carne para hacer en la hoguera y una cueva para dormir).

En el momento que hay que moverse o aceptar a otros cerca de tu propiedad que implique cambio.. como animales.. nos resistimos a ello. No veremos lo bueno que pueda estar por venir, unicamente nos centraremos en la perdida potencial.

Gracias a �no-way� y cambios obligados grandes cosas se han conseguido (migraciones, ciudades, inventos,...)

Sin duda la gestión del cambio es un elemento notable y valorable como parte de las inteligencias y la adaptación al cambio un elemento de consideración tanto laboral como personal -si se acepta la separación-

Nuria Fernández jueves, 18 de marzo de 2010 12:06:19
La forma en que cada uno de nosotros enfrentamos los cambios a los que sin duda, de forma inevitable, nos veremos abligados a lo largo de nuestras vidas, está muy relacionada con nuestra propia historia de aprendizaje. Si los cambios, ha supuesto algo positivo, tenderemos a ser más receptivos en futuras ocasiones. Si por el contrario, el cambio ha supuesto consecuencias negativas, en las siguientes ocasiones tenderemos a evitar con más intensidad.

De todos modos, siempre podemos pensar, que lo que un dia fue... no tiene porque volver a ser.

Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic