Personalidades susceptibles

"Enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, ciertamente, no resulta tan sencillo" (Aristóteles)

 

Bookmark and Share

Nuria Fernández López
martes, 27 de junio de 2017

 

PAS: personas altamente sensibles. Seguro que en más de una ocasión te has visto a ti mismo intentando convencer a la persona que tienes en frente de que no querías ofenderla.

Todos tenemos nuestras propias susceptibilidades en algún aspecto de nuestras vidas. En cada uno de nosotros hay dimensiones más sensibles que "pueden hacernos saltar". Sin embargo, hay personas que parecen vivir en continua susceptibilidad.

Las personalidades susceptibles son aquellas con las que es difícil convivir y comunicarse, analizan cualquier palabra o actuación en detalle para encontrar algo en su contra, interpretan las palabras de modo equívoco y ven ataques donde no los hay. Son personas con las que cualquier tipo de relación es bastante complicada.

Cada uno de nosotros tenemos un umbral de sensibilidad a la hora de vernos afectados por los actos ajenos.  Sin embargo, las personas susceptibles casi siempre caer en la malinterpretación y en el enfado. Según el doctor en psicología Martin Lyden, "las personas susceptibles son aquellas que disponen de menos empatía, cualquier cosa que sucede a su alrededor lo procesan de acuerdo a su propio patrón. A su propio universo y su código de lo que es correcto y lo que no. Y la principal dificultad es que cualquier hecho es interpretado como un ataque personal".

Otro rasgo característico de este tipo de personalidad suele ser la negación, las personas con este tipo de personalidad no suele aceptar que son así y suele achacar a los demás sus problemas, lo que los convierte en hábiles generadores de culpa.

Algunos otros comportamientos que pueden ayudarnos a evidenciar la susceptibilidad de las personas que nos rodean y hasta la nuestra propia van en la línea de:

  • Suelen ser muy críticos, duros y exigentes con los demás, no tolerando el más mínimo fallo o error. Siendo también muy exigentes consigo mismos y con las metas que se imponen.
  • Tienen dificultad para aceptar su parte de responsabilidad en los fracasos, y suelen achacarlos a las intenciones de los demás.
  • Cualquier palabra o gesto que ellos interpreten como rechazo les hace mucho daño y por el contrario cuando se les hacen cumplidos o se les refuerza, no prestan atención.
  • Interpretan cualquier suceso como relacionado con ellos y normalmente de manera negativa.
  • Ven segundas intenciones en todo, miradas, palabras, tonos de voz...
  • Suelen tener necesidad de la aprobación de los demás.
  • No escuchan realmente lo que la otra persona les está diciendo, se centran es sus propias interpretaciones.
  • Suelen interpretar que ellos son las víctimas de los demás, por lo que esperan que sean los otros lo que se disculpen con ellos y tienen dificultades para pedir perdón.

Y por poner un poco de humor, que en la mayoría de las ocasiones es la manera más práctica y sencilla de afrontar algunas situaciones difíciles.

El humorista catalán Eugenio acostumbraba a explicar un chiste en el que dos amigos se encuentran después de mucho tiempo; el primero le pregunta: "¿Cómo estás?", y el otro le contesta irritado: "¡Pues mira que tú!".


"Allí donde hay más sensibilidad es más fuerte el martirio" (Leonardo da Vinci)

 

 

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi22
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi22
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic