Hoy es el Día mundial de la felicidad

La Rutina hedónica es un término psicológico que se refiere a la constante búsqueda de la felicidad.

Bookmark and Share

Nuria Fernández López
martes, 20 de marzo de 2018

La rutina hedónica es la que sigue una persona que está en constante lucha por tener una vida mejor. Esta búsqueda constante supone así mismo un gran consumo de energía y esfuerzo. Energía y esfuerzo que en la mayor parte de las ocasiones no se ve recompensado con los logros obtenidos. Ya que a pesar de los esfuerzos, en muchos casos la sensación de vacío en la misma que al inicio.

Mo Gawdat, jefe de negocio de Google, una tarde entró en internet y se compró dos Rolls-Royce.

«¿Por qué? Porque podía», reconoce. "No te sorprenderá oír que cuando llegaron esos dos hermosos clásicos del estilismo automovilístico inglés, mi ánimo no se levantó ni un ápice".

Esta anécdota que cuenta Mo Gawdat, sucedió hace casi 20 años. Este  hombre al que no le importó gastar cientos de miles de libras en un par de clics  se ha convertido en el autor de una fórmula matemática: "El algoritmo de la felicidad".

Su ecuación es aparentemente sencilla: "la felicidad es la diferencia entre la percepción de los acontecimientos de nuestras vidas y las expectativas que tenemos sobre ella". Es decir, no se trata de ver el vaso medio lleno o medio vacío, sino de aceptar el agua que tengamos.

Mo Gawdat, autodidacta en programación informática,  jefe de negocio del departamento de innovación de Google (X), empezó a escribir su libro  tras la muerte de su hijo de 21 años por una negligencia médica. El ensayo enseña a vivir aceptando las circunstancias y dejando atrás lo que Gawdat enumera como «seis grandes ilusiones, siete ángulos muertos y cinco verdades últimas».

Mo Gawdat comenta, "Yo me di cuenta pronto de que la felicidad no es solamente algo que hay que tener, sino algo que te lleva al éxito. Si le preguntas a cualquiera que haya trabajado conmigo, te dirá que una de las razones por las que he prosperado es porque soy feliz haciendo lo que hago y porque mi prioridad es que la gente a mi alrededor sea feliz y productiva. Mi historia con la felicidad se remonta a hace 25 años. Tenía más éxito del que merecía, y cuanto más me daba la vida, más infeliz me sentía. "".... Los seres humanos nacemos felices y no necesitamos nada más para serlo, pero nos dejamos llevar por ilusiones y éstas nos hacen infelices". "Hay investigaciones científicas que revelan que el dinero te hace infeliz si estás por debajo de la media de tu país. Si no puedes dar de comer a tu familia, no puedes ser feliz. Pero cuando estás por encima, tu felicidad no depende de eso. La seguridad sí que es una necesidad básica, como el techo y la cobertura sanitaria básica. Sin esas cosas es muy difícil encontrar la felicidad, pero cuando tienes eso, lo demás es un lujo. Puedes tenerlo y ser infeliz, y puedes no tenerlo y ser feliz".

 

En definitiva Gawdat está haciendo referencia a la adaptación hedónica, como esa capacidad de las personas para acostumbrarse al placer, provocando que una vez saciado un deseo se sienta casi instantáneamente la necesidad de cumplir otro. Este concepto fue utilizado por primera vez a finales de los años 90 por el psicólogo Michael Eysenck quien comparó la gratificación de nuestros impulsos con una rata que corre en una rueda, llamada la rueda hedónica. Es decir, el ser humano siempre estará en la búsqueda constante de su bienestar mediante el consumo, pero como la rata, nunca llegará a la meta final.  

Y aunque contado así suena un poco fuerte, la clave está como comenta Gawdat en saber gestionar lo que esperamos de nosotros, de los demás, y de las situaciones. El desequilibrio constante entre lo que esperamos y obtenemos es la principal fuente de insatisfacción del ser humano. El equilibrio viene cuando sabemos encontrar la satisfacción y el bienestar en lo que tenemos, saliendo así de la "rueda hedónica" que comentaba Eysenck, y superando con ello la "búsqueda hedónica".

Para ello viene bien recordar la fórmula planteada por Gawdat.

 "Felicidad =  la diferencia entre la percepción de los acontecimientos de nuestras vidas y las expectativas que tenemos sobre ella"

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi19
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi19
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic