El difícil reto de aceptar la adversidad

"Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma". C.Jung

Bookmark and Share

Nuria Fernández López
jueves, 28 de enero de 2021

"Aquello que no eres capaz de aceptar es la única causa de tu sufrimiento. Sufres porque no aceptas lo que te va ocurriendo a lo largo de la vida y porque de algún modo crees que puedes cambiar la realidad externa para adecuarla a tus propios deseos, aspiraciones y expectativas. Pero la verdad es que lo único que sí puedes cambiar es la interpretación que haces de los acontecimientos en sí, conociendo y comprendiendo cómo funciona la mente..."

La aceptación en psicología, no es resignación, tampoco es acatamiento o aprobación, es por el contrario la decisión de admitir y afrontar las situaciones de la vida dejando atrás lo que no podemos cambiar, para centrarnos en lo que podemos controlar y corregir. La aceptación es el principio para poder poner en marcha comportamientos que preserven nuestra estabilidad emocional.
Carl Jung, psiquiatra suizo, señala: "para afrontar la adversidad es clave recordar nuestra responsabilidad en esa tarea, bien es cierto que podemos pedir ayuda, y que en instantes de sufrimiento es bueno y necesario contar con apoyos, familia, amigos e incluso psicólogos... Todo ese valioso soporte es beneficioso, no obstante, la tarea de reconstruirnos y lidiar con las dificultades, con la ansiedad o incluso con los duelos es un trabajo del que solo uno mismo es responsable."


En el momento justo en que aceptamos algo, nos abrimos a considerar otras posibilidades que puedan mejorar nuestra situación, empezamos a entrenar nuestra flexibilidad psicológica y con ello nuestra capacidad de afrontamiento y superación.
El psicólogo italiano Walter Riso apunta: "no se nos enseña a perder, aprendemos que sólo con el éxito podremos alcanzar la felicidad. Cree que esta es una educación anti-sabiduría, porque saber aceptar la derrota es un indicador de inteligencia, así como aceptar lo que escapa a nuestro control es señal de sabiduría".

La aceptación implica tolerar los conflictos o problemas, aunque sin dejar de actuar en la consecución de nuestras metas u objetivos. La aceptación implica resiliencia ya que se trata de convivir con el conflicto sin nos produzca ansiedad, estrés, ira, etc. La aceptación es una herramienta esencial para nuestro desarrollo personal. Aceptar la realidad, aquello que no podemos cambiar, no es una actitud estática, es una decisión activa. Decidimos adaptarnos a las circunstancias adversas, en vez de quejarnos o regodearnos en la frustración, el enfado o la rumiación. Al aceptar la adversidad, aprendemos y, en definitiva, nos hacemos personas más resilientes con una mayor capacidad de autorregulación emocional.

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi7
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi7
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic