Implicarse y motivar una apuesta de futuro

La motivación e implicación de los trabajadores de una organización son factores clave para la permanencia y competitividad en un mercado cada vez más exigente.

Bookmark and Share

Nuria Fernández López
lunes, 25 de abril de 2011

Los individuos que componen las empresas constituyen la fuente principal de su ventaja competitiva, otorgando rasgos distintivos a las organizaciones.

La motivación juega un papel fundamental en la situación actual en que vivimos, que  se encuentra marcada por las comunicaciones y la "sobredosis" de información. El punto clave es que los individuos constituyen la diferencia entre entre una organización y otra.

La motivación es uno de los medios a través de los cuales una organización puede asegurar la permanencia de sus empleados, y al mismo tiempo apostar por su competitividad y continuidad en el mercado. Para demostrar su importancia solo basta imaginar qué ocuriría si en una gran multinacional del  sector tecnológico, por poner un ejemplo, sus top programadores  dejaran sus puestos. La consecuencia inmediata seria bastante catastrófica. 

El estudio del comportamiento humano resulta ser un campo muy arduo,  y a pesar de haber realizado grandes avances,  también  ignoramos muchos de sus fundamentos, pero por la experiencia y los conocimientos adquiridos hasta el momento podríamos trazar una analogía entre la motivación (extrínseca) y el combustible. La motivación haría las veces de combustible que permitiría impulsar al hombre en sus acciones. Si el combustible es de calidad adecuada posiblemente nos permitirá llegar al objetivo, pero si su calidad es baja en algún momento podemos quedarnos en el camino.

Si bien no existe una formula mágica para conquistar la voluntad de las personas, y teniendo en cuenta las diferencias entre  individuos, es posible realizar algunas predicciones acerca de los motivos que actúan como motores de nuestras acciones. Las varias teorías existentes sobre la motivación  tratan de arrojar luz a este respecto.

Lo realmente importante es encontrar  el  equilibrio en los  modos por los que una organización puede motivar  e implicar a sus trabajadores. Muchas de las políticas de motivación lanzadas  no acaban de conseguir los fines para lo que fueron concebidas.

Por mi parte creo que lo realmente útil es que  los responsables comprendan la importancia y el valor que las distintas  personas aportan a la organización, pero también éstas han de aprender a valorar  y a implicarse con las organizaciones a las que pertenecen. Es una cuestión de reciprocidad en donde se trata de conseguir el balance ganar-ganar. Gana la empresa al  contar con personas motivadas, comprometidas, implicadas, ilusionadas, etc y ganan en seguridad, confianza, continuidad, futuro las personas al trabajar en empresas por las que ellos mismos apuestan, confiando y participando de forma activa y comprometida en el futuro de sus propias organizaciones.

Al fin y al cabo,  el futuro de las empresas depende de sus personas y el futuro de las personas depende de sus empresas, si ambos apuestan mutuamente, su apuesta de futuro será más segura y probable.

book
¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi20
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi20
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic