El libro de los grandes proyectos

La planificación de cada detalle, en muchas ocasiones, es una ficción. 

Bookmark and Share

José Luis Bueno Blanco
miércoles, 01 de junio de 2011

Leyendo un libro sobre Scrum (una metodología de trabajo para la gestión de proyectos basada en procesos cortos, iterativos e incrementales) me ha venido a la mente un concepto que utilizo a menudo y que lo llamo "EL LIBRO DE LOS GRANDES PROYECTOS".

A lo largo de mi trayectoria profesional y personal, he asistido al nacimiento, desarrollo y fallecimiento de muchos proyectos. Entendamos proyectos en el amplio sentido de la palabra. Un proyecto puede ser "cualquier cosa" que esté ahí. Una herramienta, un procedimiento, una campaña, una acción concreta. Cualquier "cosa" que parte de una idea, conlleva una serie de acciones que afecta a varias personas y que significa una modificación del entorno.

Puede ser la creación de una web para la compañía, un sistema de evaluación, un sistema de competencias, un cuestionario de evaluación, un manual de procesos, una aplicación de gestión, etc.

Algunos proyectos nacen y viven felizmente. Otros tienen un nacimiento tortuoso hasta que comienzan a rodar. Los hay que mueren prematuramente una vez puestos en marcha. Pero están aquellos que son tan, tan, tan buenos, que en lugar de escribirse en hojas Din-A4 blancas normales, pasan a formar parte de "El libro de los Grandes Proyectos". Estos, jamás nacen.

Uno tiene una idea. La comenta: "Podríamos hacer esto...". Si la repuesta es: "Bueno, vete mirándolo". ¡¡¡Éxito!!! Tienes vía libre para llevarlo a cabo. Depende de ti. Pero, ¡ay! amigo, cuidado si despierta mucho interés. "¡Es una idea genial! Vamos a formar un equipo de trabajo con un calendario de reuniones. Esto requiere del consenso de todos los responsables de departamento porque estamos ante, posiblemente, el proyecto más estratégico de la compañía!". Olvídate.

Los grandes proyectos que se escriben en el libro de los grandes proyectos no son como los demás. El lápiz con el que se escriben es de dimensiones gigantestas. Se necesitan varias personas para perfilar una sola letra. Cuando se pasa de página, es necesesario un equipo entero dada la magniutd de las hojas.

Y al otro lado están los proyectos sencillos. Nacen sin muchas expectativas. No se les hace mucho caso. Eso les permite que, poco a poco, se vayan haciendo hueco. No representan una amenaza. Tampoco son una fuente de éxito. Cuando uno se quiere dar cuenta están extendidos, conviviendo con nosotros. El objetivo se ha logrado.

En este sentido, la metodología Scrum me recuerda a afrontar los proyectos de una manera más ágil. Finalmente tendremos un gran proyecto, pero ahora el objetivo es comenzar y hacer una entrega en breve. Ya la mejoraremos. Total ¿quién sabe cómo será el resultado final hasta que no se termine? La planificación de cada detalle, en muchas ocasiones, es una ficción. Cuando comenzamos un proyecto, generalmetne tenemos la idea general. Intentar describir hasta el último detalle para luego comenzar es, en ocaciones, no comenzar nunca.

Como me parece muy interesante el método Scrum para enfocar cierto tipo de proyectos, os pasro un link con un libro en PDF que trata el tema para que otro día lo comentemos.

http://www.navegapolis.net/files/Flexibilidad_con_Scrum.pdf

 

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi20
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi20
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic