¡Que estrés de información!

¿Dónde está el punto medio entre no tener información y tenerla toda?

 

Bookmark and Share

José Luis Bueno Blanco
miércoles, 28 de septiembre de 2011

Hoy a las 5 de la mañana me llega un SMS y a continuación una llamada telefónica. Me despierto sobresaltado ¿Qué ocurre? Dormido y desorientado contesto la llamada. "Hola. Este sistema de avisos de tu servidor. Le comunicamos que ha ocurrido un problema en la unidad y se ha reiniciado el sistema. El problema se ha solucionado". O algo parecido escuché a un operador-maquina que hacía la llamada. Supongo que los operadores humanos estarían durmiendo a esas horas y pensaron "¿para qué despertarnos nosotros cuando haya un problema? Pues que avise directamente al cliente". Así pues ahora estoy puntualmente informado de todos los problemas que tiene "mi proveedor" con el servicio que me presta.

Aunque estoy acostumbrado a que, de vez en cuando y también a esas horas intempestivas, recibir llamadas del tipo: "Hola, le comunicamos que ha sonado la alarma en la oficina. Solamente ha sido en el área 1. Hemos activado la escucha y no hemos detectado nada extraño. Seguramente ha saltado por algo sin importancia. Si le parece bien no hacemos nada y si vuelve a ocurrir le volvemos a llamar. Gracias". Gracias al sistema de alarma vivo más tranquilo porque estoy puntualmente informado, incluso de madrugada, de que "gracias a dios" nadie ha entrado a robar.

Cada día tenemos más sistemas para registrar la información de nuestro entorno. Tenemos control sobre todo lo que ocurre. Lo registramos, lo guardamos en bases de datos para luego procesarlo. Y a la vez tenemos también mayores sistemas de comunicación de dichos datos. Es fácil comunicar, enviar información.

¿Y qué podemos hacer con tanta información y diferentes sistemas de comunicación para hacerla llegar a quien queramos? Pues evidentemente, enviarla. "¿Con qué objetivo?" pregunto yo. "¿Como que con qué objetivo?" me responden, "¡pues para que estés informado!".

Es por eso que muy habitualmente voy en copia de cientos de mensajes de correo electrónico (para que esté informado). Es más, alguna vez me encuentro escuchando la frase dirigida a mi "¿cómo que no lo sabes? te puse en copia". 

¿Dónde está el punto medio entre no tener información y tenerla toda? Es difícil establecerlo. A veces nos quejamos de "¿porqué no me lo has contado antes?" (cuidado con decir esta frase porque a continuación aparecerás en CC o en CCO de todos los mails de la persona a la que fuera dirigida).

 

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi21
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi21
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic