Si lo hubiera sabido

Si lo hubieras sabido, probablemente habrías hecho lo mismo.

Bookmark and Share

Nuria Fernández López
lunes, 13 de mayo de 2013

 

En los últimos meses me he dado cuenta de un hecho, que por otro lado, bien pensado, no deja de ser una obviedad. He podido comprobar como con el paso de los años incorporamos a nuestro discurso con relativa frecuencia la expresión  "si lo hubiera sabido".

El " si lo hubiera sabido" no es más que la manifestación de un deseo no cumplido, un anhelo no alcanzado, un hecho que nos sorprende, una respuesta que no esperábamos. Cada decisión que tomamos a lo largo de nuestras vidas lleva implícitas unas consecuencias más o menos previstas. Cuando estas consecuencias se alejan de lo que nosotros esperábamos, llegan los "si lo hubiera sabido", que no son más que la forma abreviada de decir que para nada esperábamos lo que ha sucedido.

"Si lo hubiera sabido" es la manifestación de la decepción, la sorpresa y la incredulidad.

En los últimos tiempos algunos amigos me ha manifestado sus " si lo hubiera sabido", en definitiva, lo que querían decir es "si hubiera sabido en el pasado, cómo iba a ser el futuro, no hubiese hecho lo que hice, no hubiera decidido lo que decidí. Obvio, tomamos decisiones anticipando hechos positivos y satisfactorios, y en muchos casos anticipamos la felicidad que experimentaremos. Cuando no la  encontramos, nos arrepentimos de lo que decidimos, nos cuesta distanciarnos y pensar que lo que pensamos, dijimos o hicimos era la opción mejor y más acertada en las circunstancias pasadas. Nadie tomamos un decisión o hacemos algo pensando que será lo peor para nosotros. Pero cuando las cosas no salen como queremos, hecho bastante probable por otro lado, ya sabemos que las expectativas suelen jugarnos malas pasadas,  actuamos cuestionando nuestras decisiones, criterios , pensamientos y hasta capacidad.

Si pudiéramos eliminar los "si lo hubiera sabido" de nuestras vidas,  nuestras vidas serían otras, con otras realidades, otras circunstancias, otras vivencias, otras personas, etc. Los "si lo hubiera sabido" no tienen ninguna utilidad, son manifestaciones de obviedades, si hubiéramos sabido que las cosas iban a ir mal,o no iban a desarrollarse como lo habíamos construido en nuestras cabezas, obviamente hubiésemos actuado de forma distinta, y con esas decisiones hubiésemos cambiado nuestras vidas.

El "si lo hubiera sabido" viene a ser un "me equivoqué" pero con la negación de las circunstancias sobre las que decidimos. Es difícil prever cómo se desarrollarán los acontecimientos en nuestras vidas, y mucho menos prever cómo actuaran las personas que nos rodean, amigos, parejas, hijos, jefes, compañeros, etc.

 

 

Los "si lo hubiera sabido" atacan directamente nuestra autoestima, ya que vienen a cuestionar que no hicimos bien las cosas, no analizamos bien las circunstancias, no observamos bien lo que sucedía, no estuvimos atentos a los comportamientos de los que nos rodeaban, y si bien, aunque en algunos casos puede ser cierto, en la mayoría, hicimos lo que creíamos más acertado o lo único que podíamos hacer o nos sentíamos capaces de hacer, por ello,  con la distancia y perspectiva que da el paso del tiempo, resulta injusto e inútil el cuestionamiento a posteriori.

Lo único que podemos hacer para luchar contra los "si lo hubiera sabido", es pensar que hemos actuado bien con los datos de que disponíamos y los hechos que  manejábamos,  las nuevas circunstancias nos llevan a tomar otras decisiones o hacer otras cosas, pero con ello no estamos a salvo de los "si lo hubiéramos sabido" futuros, ya que nuestra capacidad de predicción no alcanza a asegurar que las cosas serán y se desarrollarán tal y como lo proyectamos en nuestra mente.

Los "si lo hubiera sabido" son una losa contra nuestra autoestima, ya que viene a decirnos, si tu decisión hubiese sido más acertada, si no te hubieses equivocado al decidir, esto no hubiese ocurrido, sin embargo, esto, que en principio y  sin mucho análisis puede parecer cierto, es del todo equivocado, ya que nuestra capacidad de control sobre cómo serán los acontecimientos, o cómo se comportarán las personas, no pasa de nosotros mismos, todo lo demás está gobernado por leyes sobre las que no tenemos ningún control. Por tanto, no podemos castigarnos y condenarnos por hechos que están fuera de nuestro alcance.

Lo que queda finalmente ante un "si lo hubiera sabido", es valorar la situación no esperada con su nueva realidad y tomar decisiones acordes a los acontecimientos presentes, pensando que en los resultados obtenidos actuarán también otras variables ajenas a nosotros, que puenden cambiar el rumbo de los acontecimientos, y no habría otra decisión en el pasado que hubiese sido más acertada, ya que si hubiésemos tomado otra decisión, otros también habrían sido los resultados.

 

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi19
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi19
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic