Algunas pautas para desarrollar píldoras online que enganchan

Toma el contenido que quieres transmitir, fragméntalo en divisiones y subdivisiones, piensa en una manera interactiva en la que el alumno accederá a ello y crea un buen mapa o esquema que de sentido a todo. 

Bookmark and Share

José Luis Bueno Blanco
miércoles, 17 de diciembre de 2014

 

Durante este 2014 se vuelve a constatar que el desarrollo de la formación elearning va en aumento. Aunque es cierto que en esta cuestión depende mucho de cada una de las organizaciones. Existen en organizaciones que apenas han comenzado a realizar formación en este formato, y otras que ya lo han probado todo o casi todo. Supongo que cuando se dice que algo "está de moda" significa que una gran mayoría está comenzando o introduciéndose en ese "algo", algunos no han oído hablar de ello y otros ya están dando pasos en el siguiente "algo" que será la siguiente moda.

En cualquier caso, me voy a centrar en los criterios que considero que son principales para crear un curso online. Durante este año hemos desarrollado cientos de horas de formación online para grandes organizaciones, instituciones públicas y organizaciones educativas. Como he comentado, existen diferencias que el cliente demanda a la hora de realizar la petición de lo que desea. En ese sentido, todas las características son válidas, sin embargo voy a destacar las que a mí me parecen más relevantes.

Adaptación al medio. Lo primero que considero que hay que tener en cuenta es el medio en el que el alumno realiza el curso. En la mayoría de los casos un PC, aunque cada vez más están tomando relevancia el Smartphone y la Tablet (creo que en ese orden). Bien, siendo así, vamos a considerar cómo un usuario utiliza estos dispositivos. Si tuviéramos que realizar un dibujo de una persona utilizando un PC, seguramente dibujaríamos una persona sentada en una silla, con el PC en una mesa, con la mano izquierda encima del teclado (preparado a escribir) y con la mano derecha en el ratón (preparado para moverlo o hacer clic con alguno de los botones). Si además tuviéramos que imitar el movimiento, simulando que lo está utilizando, veríamos que sus manos no están fijas, cada pocos segundos o incluso milisegundos, estaría realizando alguna acción: haciendo un clic, moviéndose por la pantalla, introduciendo algún carácter en algún formulario, siguiendo un clic, ampliando una imagen, etc.

Así nos comportamos ante el PC (a nivel topográfico). Normalmente,  preferimos imprimir un texto extenso para leerlo en lugar de hacerlo a través de la pantalla, a no ser que sea en una Tablet que está más preparada para este tipo de usos. El usuario no cruza los brazos y se recuesta en la silla para leer en la pantalla. Está incorporado y preparado para la acción (casi siempre el ratón). Cuando la acción no llega se inquieta. Seguramente nos descubramos en ocasiones utilizando el ratón mientras leemos algo en pantalla, pero sin realizar ninguna acción funcional, como cuando pintamos en un papel mientras otra persona habla en una reunión o en una clase.

Pues bien, uno de los principios que podemos sacar de esta observación es que cuando mostremos al usuario un contenido en la pantalla lo hagamos de manera que sea él quien, a través de una acción, vaya obteniendo dicha información.  Un párrafo de 50 caracteres, a lo sumo 100, tendría ser lo único que al usuario se le presentara en pantalla. Es mejor enfrentarse a una pantalla limpia en la que accionando 5 botones aparezcan 5 párrafos que mostrar una pantalla abigarrada de texto con los 5 párrafos.

Brevedad, inputs cortos. Enlaza con lo anterior. Nos estamos habituando a una gran estimulación visual. El hecho de presentar la información en pequeños fragmentos que formen parte de un todo es más digerible que presentar toda la información a modo de un libro. Realmente cuando queremos comunicar una idea o un concepto fragmentamos dicho párrafo o concepto en módulos, capítulos, unidades, párrafos y por último frases (como entes con un objetivo y significado concreto). Cuando presentamos una frase con un significado concreto, queremos que el lector ponga el foco en ello. Solo así, podrá ir siguiendo la escalonada secuenciación que hemos previsto para que adquiera el concepto.

Cuando se presenta al alumno una pantalla con una gran cantidad de texto, se suele generar una expectativa no deseable. Leer conlleva un coste, más que observar una imagen o un gráfico, más que ver un vídeo. Sin embargo, no en todas las ocasiones podremos usar recursos gráficos o multimedia para mostrar los conceptos (normalmente por presupuesto). Ante una expectativa así se pierde la atención, o se focaliza en "terminarlo rápido".

La manera, por tanto, de presentar la información con un mayor grado de éxito sería estructurar muy bien el contenido, seleccionar bien la secuencia de lo que queremos transmitir y presentarlo en pequeñas piezas que vayan conformando un todo.

Mapas de situación. Dado que hemos decidido presentar la información en pequeños fragmentos que el usuario va descubriendo a través de la interacción continua con la pantalla nos encontramos con un efecto secundario no deseable. El usuario en un momento dado puede perder de vista dónde se encuentra, de dónde viene y a dónde se va. Puede perder de vista el hilo conductor. Esto es fatal ya que el conocimiento se adquiere como clusters de conceptos, unos unidos a otros para formar bloques relevantes y funcionales.

Así pues tenemos que proveer al alumno de recursos que le faciliten la ubicación de dónde está en relación al curso, a la unidad, al módulo o a la pantalla. Estos recursos son variados y se pueden ir combinando unos con otros. Por ejemplo, lo más usual es la existencia de un índice clásico en el que el alumno vea la estructura del contenido completo. Realizar un mapa gráfico, un esquema, una infografía, etc., ayuda mucho a que el alumno se sitúe en el contexto general. En el caso de los gráficos, la propia representación de los elementos y la unión de los mismos dan pista de qué relación guardan unos con otros, a diferencia de un índice.

Por poner un caso muy evidente, no es lo mismo poner en formato índice los elementos básicos de la comunicación (emisor, receptor, mensaje, canal, feedback) que hacerlo a través del típico gráfico en el que vemos la relación entre los conceptos. Algo muy útil por tanto es que en una pantalla o página online, en la que vamos a introducir mucho contenido, que aparecerá en forma fragmentada, lo hagamos a través de una imagen, un esquema, una infografía que por sí misma tenga significado y que de ella partan todos los textos o esquemas secundarios que ayuden a comprender cada uno de los conceptos.

Asimismo, existen otros recursos para la ubicación del alumno en el curso y que son: el porcentaje de progreso, el número de páginas o pantalla que lleva y las que le quedan, bien a nivel general o bien a nivel de capítulo. Así pues, el objetivo es que alumno tenga información de su avance, de lo que le queda por hacer pero que lo que tenga delante sea solamente un fragmento, ese es el objetivo puntual, todo lo que tiene que hacer, enfrentarse a un fragmento, y luego a otro y a otro. Cualquier tarea ímproba es fácilmente asumible si somos capaces de fragmentarla en trozos lo suficientemente pequeños como para sentirnos absolutamente competentes para afrontarlo sin ninguna ansiedad.

Por tanto, toma el contenido que quieres transmitir, fragméntalo en divisiones y subdivisiones, piensa en una manera interactiva en la que el alumno accederá a ello y crea un buen mapa o esquema que de sentido a todo.

 

 

* Las series son un conjunto de post que giran en torno a una temática y que pueden tener, en algunos casos, continuidad.

Serie: E-learning

E-learning: el aspecto clave es la pedagogía
[1] lunes, 13 de julio de 2009 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]
El e-learning y todos sus derivados están cada vez más presentes. En estos momentos en los que la crisis exige un esfuerzo en el recorte presupuestario, esta metodología es una buena aliada para continuar introduciendo conocimiento en las organizaciones. La clave del éxito sigue estando en el componente pedagógico del curso, de la misma manera que en la formación presencial.
Claves de éxito para el desarrollo de un curso on-line
[2] miércoles, 10 de marzo de 2010 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]
A continuación mostraremos algunas claves de éxito para abordar el desarrollo del curso online "a medida", no existiendo un orden secuencial ya que todos ellos son importantes. El incumplimiento de alguno puede hacer, como en todo sistema, que se desestabilicen los demás.
Roles y funciones en elearning
[3] jueves, 25 de marzo de 2010 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]
Para poner en marcha un programa e-learning se requieren una serie de funciones que se asignarán a distintos roles. Alguno de estos roles pueden ser llevados a cabos por la misma persona. Incluso alguna de las funciones pueden ser asignadas a distintos roles.
El e-learning no es la solución para reducir el coste de formación
[4] jueves, 16 de septiembre de 2010 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]

El desarrollo de cursos on-line "a medida" puede hacer que se reduzcan los costes de la formación, pero siempre y cuando el curso reemplace a varias ediciones presenciales.

E-learning: Distribución de la información
[5] jueves, 30 de septiembre de 2010 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]

Vamos a hablar de varios conceptos para diferenciarlos y poder ubicar en un mapa conceptual cada uno de ellos y su relación con los demás.

E-learning: Curso vs. Plataforma
[6] martes, 05 de octubre de 2010 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]

En muchas ocasiones se confunden los términos curso y plataforma dando lugar malentendidos y falsas expectativas.

Tutoría en e-learning
[7] jueves, 14 de octubre de 2010 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]

Distintos grados de tutorización en una formación e-learning

¿Qué es el SCORM?
[8] jueves, 21 de octubre de 2010 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]

Definición de SCORM. Ventajas e inconvenientes

Utilizar una plataforma de mercado o desarrollar una propia
[9] miércoles, 27 de octubre de 2010 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]

Pautas a tener en cuenta para tomar una decisión en cuanto a una plataforma de formación on line

Herramienta de autor
[10] miércoles, 03 de noviembre de 2010 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]

El término "Herramienta de Autor" se utiliza para aquellas aplicaciones con las que se desarrolla un curso on-line. Para entender bien su función es necesarios aclarar algunos términos.

¿Cuál es mi objetivo en e-learning?
[11] miércoles, 10 de noviembre de 2010 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]

En los cursos e-learning, hay que tener en cuenta este aspecto: ¿Qué quiero conseguir? = ¿Qué voy a enseñar? = ¿Qué voy a evaluar?

Taxonomía de objetivos pedagógicos de Bloom
[12] miércoles, 17 de noviembre de 2010 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]

La Taxonomía de objetivos pedagógicos de Bloom es una agrupación de objetivos pedagógicos que se usan como referencia para trabajar en los cursos.

¿Cómo evaluamos el curso e-learning?
[13] miércoles, 24 de noviembre de 2010 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]

Cuando se desarrolla un curso, normalmente, el que lo evalúa no es el alumno, o no se evalúa desde el punto de vista del alumno.

Formación de Formadores con metodología NM Guía-Line
[14] jueves, 27 de octubre de 2011 | Grupo Finsi Comunicación | leer [+]

Cuando sale la segunda edición del libro “Sea un formador excelente”, los autores del mismo, acompañados del resto del equipo de formadores del grupo FINSI, han desarrollado una versión en formato de curso on-line basado en el libro que tan buenas críticas ha tenido desde su publicación.

 

Calcular una hora de elearning
[15] miércoles, 29 de mayo de 2013 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]

La duración del curso on-line es una de las características que siempre se especifica o se pide. Pero la variabilidad es enorme. ¿Cómo se calcula?

Do you MOOC?
[16] martes, 22 de julio de 2014 | Juan Miguel Santiago Mellado | leer [+]

Primera pregunta: ¿Qué es MOOC?

Algunas pautas para desarrollar píldoras online que enganchan
[17] miércoles, 17 de diciembre de 2014 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]

Toma el contenido que quieres transmitir, fragméntalo en divisiones y subdivisiones, piensa en una manera interactiva en la que el alumno accederá a ello y crea un buen mapa o esquema que de sentido a todo. 

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi18
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi18
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic