El Experimento de la cárcel de Stanford

Somos realmente capaces de predecir cómo nos comportaríamos en un entorno verdaderamente hostil.

Bookmark and Share

Nuria Fernández López
martes, 15 de febrero de 2011

Vivimos en la época de las series, y a pesar de que no veo ninguna, no por nada, sino por una cuestión básica, mi programación televisiva está monopolizada por: Bob esponja,  Dora la Exploradora,  los gormitis, las winx,  y demás personajes que a los que teneis hijos seguro os sonarán. Esto me situa en un inculta total en lo que ha series se refiere, por lo que he decidido comenzar mi propia seríe. La titularé: grandes experimentos en psicología. Y tiene como finalidad presentaros algunos de los experimentos más famosos que han arrojado claves a cerca de cómo funciona el comportamiento humano.

El experimento que os presento a continuación, tal vez uno de los más famosos y más polémicos que se han realizado en psicología, intenta comprender las claves del comportamiento humano cuando nos enfrentamos a un entorno totalmente hostil, y como este comportamiento se ve influenciado por los roles que asumimos en él.

En 1971 un equipo de investigadors liderado por Philip Zimbardo de la universidad de Stanford reclutaron voluntarios que representarían a prisioneros y guardias en una cárcel ficticia, instalada en el sótano de la facultad de psicología de la Universidad de Stanford.

 

Lo que tenía previsión de durar 14 días aproximadamente, fue suspendido al sexto día, ante la alteración considerable del comportamiento de todos los participantes, incluido el propio Zimbardo.

Se reclutaron 24 jóvenes que al azar fueron distribuidos en el grupo de guardias o prisioneros. Se establecieron varias condiciones para hacer más creibles los roles y favorecer la desubicación de los participantes. Los guardias llevaban uniformes, comprados en un almacen militar y utilizaban gafas de sol de espejo, para evitar el contacto visual. Trabajaban por turnos, y podían regresar a casa después de su jornada, aunque muchos de ellos se ofrecían voluntarios para hacer horas extras, sin cobrar lo que estaba estipulado por su participación en el experimento. Los prisioneros vestian batas sin ropa interior, llevaban cadenas en los tobillos y se les llamaba por números, por ejemplo: prisionero 369.

A los participantes que habían sido seleccionados para desempeñar el papel de prisioneros se les dijo que esperasen en sus casas a que se les "visitase" el día que empezase el experimento. Sin previo aviso fueron "imputados" por robo a mano armada y arrestados por polícias reales del departamento de Palo Alto, que cooperaron en esta parte del experimento.

El experimento se descontroló rápidamente. Los prisioneros sufrieron y aceptaron un tratamiento  humillante y hasta sádico a manos de los guardias, y al final muchos mostraban graves trastornos emocionales, que desaparecieron una vez abandonaron el experimento.

Los guardias atormentaban a los prisioneros y les imponían castigos físicos, que incluían ejercicios forzados. Incluso llegaron a establecer como privilegio ir al lavabo. A medida que el experimento evolucionó, muchos de los guardias incrementaron su sadismo, particularmente por la noche, cuando pensaban que las cámaras estaban apagadas. Los investigadores vieron a aproximadamente un tercio de los guardias mostrando tendencias sádicas "genuinas". Muchos de los guardias se enfadaron cuando el experimento fue cancelado.

Zimbardo decidió terminar el experimento prematuramente cuando Christina Maslach, una estudiante de posgrado que tras ser incorporada el experimento para realizar estrevistas, se quedó horrorizada con lo que alli estaba sucediendo y le indicó al propio Zimbardo que debía terminar con aquello cuanto antes.

Zimbardo e incluso otros investigadores utilizaron este  experimento para ilustrar varios conceptos:

  • La impresionabilidad y la obediencia de las personas  cuando se les proporciona una ideología legitimadora y el apoyo institucional. 
  • También ha sido empleado para ilustrar el poder que puede ejercer la autoridad.
  • Apoya las teorías de la atribución situacional de la conducta en detrimento de la atribucíón disposicional. En otras palabras, se supone que fue la situación la que provocó la conducta de los participantes y no sus "personalidades individuales".

Como es obvio un experimento de este calibre ha tenido infinidad de críticas tanto desde el punto de vista ético, como es esperable, como incluso desde el punto de vista del procedimiento científico, por lo que la posibilidad de obtener conclusiones extrapolables y generalizables a otras situaciones está en entredicho.

De todos modos lo que si parece estar  evidenciado por este y otros estudios y experimentos, es que nuestro comportamiento en más situacional de lo que creemos y abre la "caja de pandora", de cuánto somos capaces de predecir nuestro propio comportamiento en situaciones extremas.

Muchas veces nos hemos sorprendido de los cambios de comportamiento experimentados por algunas personas cuando alcanzan una posición de poder o superioridad. Este experimento podría ofrecer alguna aclaración del por qué se produce ese fenómeno.

A nivel personal me surgen dos cuestiones básicas, aunque muchas más pueden surgir de un experimento como este: 

  1. ¿Todos tendríamos la potencialidad de llegar a esos extremos o sólo algunos?
  2. ¿Lo que separa a esos algunos, es una cuestión de tiempo, necesitan más tiempo para llegar al mismo lugar, es un cuestión de tolerancia,  necesitan más presión externa,  o es una cuestión cualitativa y no serían capaces nunca de llevar a cabo ese tipo de comportamiento?

Si os sirve de reflexión,  cuando se entrevistó a muchos de los guardias y se les mostró el vídeo, no daban crédito a que ellos hubiesen sido capaces de llegar a esos límites, incluso los que habían desempeñado el rol de prisoneros, estaban sorprendidos de las humillaciones que habían sido capaces de aceptar.... 

book
* Las series son un conjunto de post que giran en torno a una temática y que pueden tener, en algunos casos, continuidad.

Serie: Grandes Experimentos de Psicología

El conformismo. El experimento de ASCH
[1] martes, 06 de abril de 2010 | Nuria Fernández López | leer [+]

Nuestros juicios son nuestros de verdad o nos dejamos influir por los juicios de los demás.

El Experimento de la cárcel de Stanford
[2] martes, 15 de febrero de 2011 | Nuria Fernández López | leer [+]

Somos realmente capaces de predecir cómo nos comportaríamos en un entorno verdaderamente hostil.

Obediencia a la autoridad: un punto de vista experiencial.
[3] martes, 01 de marzo de 2011 | Nuria Fernández López | leer [+]

Los aspectos legales y filosóficos acerca de la obediencia  son de enorme importancia, pero dicen muy poco sobre cómo la mayoría de la gente se comporta en situaciones concretas. Stanley Milgran. The Perils of Obedience. 1974.

Los monos y los plátanos: una historia de cultura corporativa
[4] lunes, 07 de marzo de 2011 | Nuria Fernández López | leer [+]

La cultura organizacional es el conjunto de percepciones, sentimientos, actitudes, hábitos, creencias, valores, tradiciones y formas de interacción dentro y entre los grupos existentes en todas las organizaciones.

No te fíes de tus recuerdos
[5] martes, 03 de mayo de 2011 | Nuria Fernández López | leer [+]

Nuestros recuerdos no son más que reconstrucciones más o menos exactas de como ocurrió un hecho.

A donde fueres haz lo que vieres
[6] lunes, 30 de mayo de 2011 | Nuria Fernández López | leer [+]

Estamos totalmente influenciados por las opiniones, las conductas, los valores de las demás personas a la hora de decidir ciertas posturas, tomar nuestras propias decisiones o de comportamos en una situación determinada.

Manejar emociones negativas, un dificil pero necesario aprendizaje.
[7] lunes, 27 de junio de 2011 | Nuria Fernández López | leer [+]

No es  posible no experimentar sucesos negativos, lo único que podemos hacer es aprender a enfrentarlos de la forma más positiva.

Tener más dinero ?podría hacernos más felices?
[8] lunes, 04 de julio de 2011 | Nuria Fernández López | leer [+]

Todos buscamos la felicidad, y es posible que en alguna ocasión hayamos pensado que si tuviéramos más dinero seríamos más felices.

?De qué depende que prestemos ayuda en una situación de emergencia?
[9] lunes, 11 de julio de 2011 | Nuria Fernández López | leer [+]

Tal vez muchos de nosotros nos hayamos preguntado en alguna ocasión, ¿qué haríamos si nos encontramos a alguien en peligro?. A la luz de las investigaciones dar una respuesta en positivo o negativo es bastantes complicado. 

La prueba de la chocolatina
[10] lunes, 03 de octubre de 2011 | Nuria Fernández López | leer [+]

La capacidad para demorar la gratificación es una habilidad fundamental a la que en formación se le presta muy poca atención, pero tiene una gran relevancia a la hora de gestionar los resultados esperados a corto y medio plazo relacionados con nuestro comportamiento. 

El origen del materialismo
[11] lunes, 10 de octubre de 2011 | Nuria Fernández López | leer [+]

Trabajar en el desarrollo de una sana autoestima nos convertiría en menos materialistas.

Cuantos más testigos, menos ayuda.
[12] lunes, 21 de noviembre de 2011 | Nuria Fernández López | leer [+]

Al parecer según la investigación los testigos del ataque a Kitty Genovese no son culpables de indiferencia o egoísmo.... Es un problema de cantidad.

El juego del Ultimatum
[13] jueves, 29 de diciembre de 2011 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]

El juego del ultimatum se usa como evidencia contra las teorías del homo economicus pues muestra que las elecciones sobre criterios de justicia priman sobre las de beneficio.

El Juego de la Muerte
[14] miércoles, 21 de marzo de 2012 | José Luis Bueno Blanco | leer [+]

El experimiento de Milgran en formato programa reality-show. Impresionante.

Lo normal y anormal depende del entorno
[15] lunes, 09 de julio de 2012 | Nuria Fernández López | leer [+]

El contexto en el que se produce un comportamiento determina su interpretación y significado.

Nacemos con el sentido de la justicia
[16] lunes, 10 de septiembre de 2012 | Nuria Fernández López | leer [+]

En contra de lo que mucha de la información que nos llega cada día a cerca del comportamiento humano parece indicar, nacemos con el sentido de la justicia.

Aterrador experimento de Marina Abramovic
[17] miércoles, 02 de noviembre de 2016 | Nuria Fernández López | leer [+]

El experimento llevado a cabo por Marina Abramovic consistía en quedarse inmóvil sin importar lo que le hicieran.

¿Te ha gustado el post? Código de control. Para puntuar escribe en primer lugar el siguiente código: finsi20
Me ha gustado:
Listado de Comentarios
Insertar Comentario
Código de control. Escribe el siguiente código: finsi20
Mail:
* Este campo no será visible
Nombre o Nick:
Noticias del grupo >>
Recibe en tu mail las novedades
Post Anteriores: [x] cerrar
Ver Calendario
Error de MM_XSLTransform:
Subscribe
Grupo Finsi | NM formación y consultoría | Davinchi | Dolcebit
Partner's: eadic